jueves, 9 de octubre de 2014

Los niños ratas ¿Soy de verdad uno?



En el fandom gamer actualmente no hay palabra más de moda que decirle a otros niños ratas… 
Pero ¿Qué es un niño rata? Aunque la RAE aún no se pronuncia respecto al tema y que bueno que no lo ha hecho… El término se populariza en el 2014, con una serie de memes con la imagen de Bart Simpson con forma de hibrido entre humano y rata, basado en uno de los episodios de la serie.




Hoy muchas personas dicen el término sin saber su significado y lo restriegan en la cara de otros jugadores solo por tener gustos diferentes. La palabra de “niño rata” surge en los juegos del género de “Shotter” con jugadores que se quejaban constante mente al perder o que insultaban a jugadores con más habilidad al ser derrotados por estos. Inclusive en la victoria estos gamers novatos presumían de grandes habilidades y ser los mejores…

Algunos gamers que piensan que son superiores a otros, usan el termino de niño rata por el simple hecho de que a los jugadores actuales les gusten juegos cómo Minecraft, Candy crush, los juegos de shoter más populares etc… Los gamers que solo consumen lo pop de la industria.




En consecuencia provoca que en la industria de las consolas haya menos juegos atractivos actualmente en la perspectiva del publico moderno y para los jugadores modernos les es más fácil pasar a las plataformas de los smartphones, donde pueden conseguir juegos gratis donde el dinero manda o los que poseen sus consolas y apenas inician en el mundo de los videojuegos, solo buscaran lo más popular sin investigar el producto que compran.


Ser niño rata lejos de los gustos y lo que se juega, es una actitud personal una actitud personal de cada persona. Al igual que los jugadores tóxicos, que son la población dominante en “Legue of Legends” y muchas series populares más de MOBA. 

Ser niño rata en pocas palabras se identifica por una actitud,  que va de la mano con inmadurez al perder y reaccionar de forma negativa. Insultando o poniendo excusas al que gano de forma limpia. Durante el juego pensar que eres el ombligo del mundo y que la partida dependió de ti, que tu equipo estaba pintado, fungiendo como mera escenografía. Al ganar ser un mal ganador, llegando a pensar que eres superior solo por una victoria. Tratar a los demás mal por tener gustos diferentes en sus catálogos de juegos y sentirte superior por jugar juegos que ellos nunca han probado. Decir que otros son niños rata solo por que juegan juegos populares… Son algunas cosas que identifican a los niños ratas.

Un jugador toxico aunque parecido a un niño rata, es diferente. Es aquel jugador que se queja de su equipo cuando van perdiendo y reprende de forma muy negativa sus compañeros culpándolos por ser derrotados en el juego. Mientras él se pone en el lugar de jugador pro del equipo y que nunca cometió un error.

La euforia que causa jugar algunos juegos es muy alta, lleva a los gamers a veces a tener un estado alterado y decir cosas que solo se dicen cuando se tiene el estado alterado… Es parte del crecimiento de un jugador aprender a controlar y canalizar tu euforia en tu estilo de juego, así como aceptar que habrá veces que se va ganar así cómo perder. Si tú oponente merece alabanza al vencerte dásela, si piensas que de verdad para nadase merece ni una buena palabra lo mejor es guardar silencio. Inclusive en la victoria hay jugadores que derrotaste que se merecen reconocimiento por que fueron difíciles de derrotar.

Lo que define a un buen gamer, así como a uno malo. Nunca será su habilidad o talento, es su actitud. Es preferible tener en tu equipo a jugadores con buena actitud que pasar un mal rato a pesar de haber conseguido una victoria…

“Aprender a vivir con la victoria y la derrota es lo que te ayuda a mejorar, ya que nunca se podrá disfrutar el dulce sabor de la victoria sin haber pasado por el amargo sabor de la derrota”
Friktime continúa en las redes sociales, así que serán bienvenidos en la página de Facebook, si lo prefieren también pueden seguirnos en Twitter o mandar un correo a: dr.whomanga@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario